ACCESORIOS: GUÍA DE USO

 

AYUDAS PARA EL CUIDADO DEL SUELO PELVICO

-Accesorios para el ejercicio: Si eres una persona activa y quieres hacer entrenamiento en casa seguramente te interesan los accesorios que te ayuden en tu sesión.

 

Estos accesorios pueden ser desde una pelota hasta una colchoneta.En la tienda tienes ahora mismo balones que vienen con tabla de ejercicios del suelo pélvico.

 

Aceites y lubricantes: En determinadas etapas de nuestra vida (como es el climaterio) puede suceder que tengamos sequedad vaginal. Los lubricantes son para eso de gran ayuda.

 

Ademas, sirven como complemento para insertar artículos ejercitadores del suelo pélvico, como es el caso de los conos o para introducir un dilatador vaginal.

 

Ejercitadores Kegel. Seguramente has oído hablar alguna vez de las bolas chinas (que las hayas visto en un tuppersex,…). El motivo de que las vendan en tiendas para el placer sexual no es otro que si ejercitas tu suelo pélvico cuando está débil vas a conseguir notar mejor las relaciones.

 

Los ejercitadores Kegel parten de la base de las bolas pero se han desarrollado específicamente buscando la función de entrenamiento del suelo pélvico. Para empezar, no serán 2 bolas sino sólo una (si quieres progresar puedes unir 2 esferas). Su uso: lo puedes usar mientras haces ejercicios perineales o ejercicios de Kegel: te ayudan a percibir más el ejercicio.

 

-Conos vaginales. Los conos cuentan con un poco de peso, el cual puedes aumentar de forma gradual para ir consiguiendo más tono muscular.

 

Los puedes usar durante el día (el efecto de la gravedad ejerce una presión que provoca que el suelo pélvico se contraiga para evitar que el cono caiga). Además puedes realizar ejercicios perineales con los conos.

 

-Biofeedback. ¿No tienes muy claro como se contrae el suelo pélvico? ¿Lo estás contrayendo pero no sabes si lo haces de la manera correcta?

 

Para eso se han creado los ejercitadores de biofeedback. Cada uno puede funcionar de distinta manera: los hay sencillos (que te avisan si contraes correctamente los músculos), manuales por presión (que con una manilla te valoran la fuerza de la contracción) o incluso eléctricos (que te avisan por pantalla si estás realizando la contracción de forma correcta).

 

Además, si tienes exceso de tensión muscular (como puede ser durante el embarazo o en problemas para tener relaciones sexuales) puedes aprender con el biofeedback a contraer y relajar la musculatura.

 

Por cierto, si no sabes si estás contrayendo el suelo pélvico, te recomiendo que veas el post sobre cómo reconocer la contracción.

 

-Electroestimulación perineal. Resulta que si sabes contraer el suelo pélvico, pero te hace falta un “empujoncito”. Pues las corrientes eléctricas pueden acelerar el proceso de recuperación para ganar fuerza muscular.

 

También es posible que sufras dolor: durante el embarazo u otro tipo de dolor pélvico. En esos casos la corrientes también son útiles: por trenes de impulsos (TENS) puedes aumentar el umbral del dolor y percibir menos molestías (¡además, puedes usarlas hasta en el embarazo!).

 

Sondas. En los dos casos anteriores es probable que necesites este accesorio para aplicar las corrientes eléctricas.

 

Dispositivos para la incontinencia. ¿Estás rehabilitando tu suelo pélvico, ya sea en un centro y/o en casa, pero mientras quieres realizar todo tipo de actividades sin sufrir fugas?

 

Que nada te frene: los dispositivos para la incontinencia son ideales, no se notan y los aplicas como un tampón cuando tienes la menstruación. Los hay de algodón y de silicona.

 

Masajeadores y dilatadores. ¿Tienes molestías en las relaciones sexuales? ¿Notas que tu músculos están tensos?

 

Los dilatadores te pueden ayudar a progresar en conseguir elasticidad para el suelo pélvico. Los masajeadores pueden relajar la musculatura.

 

Además, en la tienda encontrarás más apartados: sobre higiene para lavar los accesorios. y en el apartado de varios incluiré poco a poco todo lo que te pueda ser de ayuda para el cuidado de tu salud pélvica.

 

Bueno, ya sabes distintos tipos de accesorios pero te preguntarás ¿cuál va conmigo?

 

Lo cierto es que según tus necesidades cambia:

 

-Si por ejemplo estás embarazada y quieres prepararte para el parto y recuperación postparto, o quieres aliviar dolores pélvicos sin perjudicar al bebé pues tienes unas ayudas.

 

-En cambio, si ya fuiste mamá y tienes tienes debilidad muscular (notas algún que otro escape de orina, has perdido sensibilidad en las relaciones sexuales,…) podrás fortalecer la musculatura sólo con ejercicios o ayudándote de ejercitadores (compaginándolo quizás con clases de recuperación postparto o hipopresivos).

 

-Si padeces incontinencia y vas a hacer rehabilitación del suelo pélvico es posible que necesites electroestimulación o biofeedback.

 

Para que te hagas una idea de las opciones, he elaborado una guía con los distintos productos. En ella encontrarás información que espero que  te sea útil.

Incluida en ella tienes una tabla comparativa de productos para el entrenamiento y cuidado del suelo pélvico:

 

tabla-comparativa

 

Bienvenido a Salud Pélvica. En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de dichas cookies. Más información en la política de cookies.