Consejos caseros para entrenar el suelo pélvico en los hombres

 

 

masculino_01

 

Es preciso comenzar por una breve introducción acerca de qué es el suelo pélvico en los hombres. Se trata del conjunto de músculos de la pelvis que sostiene en su posición correcta los órganos reproductivos y, por consiguiente, el sistema digestivo.

 

Cada vez es más conocido que los hombres también deben tener en cuenta el cuidado del suelo pélvico. Para llevar un óptimo cuidado de nuestro cuerpo, son esenciales los ejercicios de estimulación y relajación para entrenar los músculos pélvicos. Ya sea para frenar futuros problemas de disfunción eréctil o impotencia sexual, son cada vez más los profesionales que recomiendan utilizar métodos como los dispositivos de vacío. Sin embargo, la creciente investigación de estos casos ha llevado a la concreción y recomendación de ejercicios que se pueden realizar en casa y son efectivos para el entrenamiento de nuestro suelo pélvico.

 

 

Por ello, te proponemos algunos consejos para conocer qué tratamientos caseros puedes seguir para practicar con la comodidad de estar en nuestro hogar.

 

 

Un ejercicio de kegel es la herramienta básica para empezar a ejercitar nuestra zona pélvica está basado en dos acciones complementarias básicas: apretar y contraer los músculos. Primero apretamos la zona que rodea el conducto urinario (uretra). Aguantamos durante 10 segundos, y liberamos la presión ejercida para relajar la zona muscular durante unos 5 segundos. Tras la pausa, repetiremos la misma secuencia al menos 10-15 ejercicios. Consulta más información sobre este ejercicio en nuestro anterior post. Para realizar un entrenamiento de kegel solo necesitamos relajarnos sobre una superficie lisa, como una colchoneta de yoga o pilates. También puede ser útil recurrir a cojines que mejoren nuestra estabilidad del tren inferior, como el cojín Dynair.

 

 

2º  Mejora tu alimentación para evitar la retención de líquidos. Aprovechar la rica dieta mediterránea puede ser muy útil para incluir alimentos diuréticos en nuestra rutina diaria. Con ello, mejoramos nuestra circulación urinaria a la hora de realizar ejercicios de kegel.

 

-La sandía es un gran aliado entre horas o en ayunas, ya que más del 90% de su peso es agua, y además solo aporta 20 calorías por cada 100 gramos.

 

-El pomelo es una fruta excelente para evitar la retención de líquidos y para aquellos que quieren depurar su organismo de una forma cómoda y sencilla.

 

-La cebolla elimina los excesos de líquido en nuestro organismo y se puede incluir en una amplia variedad de los platos que podamos preparar en casa: ensaladas, cremas de verdura, caldos, etc.

 

post3

 

 

3º El deporte debe ser nuestro fiel compañero a la hora fortalecer nuestra vida saludable. Además del los ejercicios de kegel, es recomendable llevar a cabo ejercicios que refuercen el core (músculos de nuestra parte central). También conocidos como ‘ejercicios estabilizadores’, son esenciales para aumentar nuestra resistencia en la zona de la columna vertebral, la pelvis y la cintura escapular.

 

 

-La conocida como ‘plancha vertical’ consiste en ejercer presión sobre nuestros abdominales mediante un ejercicio de bloqueo. Se trata de colocarnos en una posición parecida a la del entrenamiento de flexiones, pero sosteniendo nuestro peso sobre los codos. Con ello, lograremos crear una posición cómoda y paralela al suelo, con el fin de no resentir nuestra espalda. De esta forma, conseguimos fortalecer los músculos transversos sin ejercer hiperpresión. Para comenzar con este ejercicio, podemos realizar secuencias de 20 segundos de resistencia y 2 repeticiones.

 

plancha vertical

 

 

  1. Además…

-Como venimos informando en nuestros últimos posts, la constancia hará que domines todas estas técnicas. Empieza por la planificación de una rutina diaria o semanal, en la que puedas incluir una dieta saludable con algunos de los alimentos mencionados más arriba.

 

-Todas estas recomendaciones deben tratarse bajo la supervisión de un profesional especializado. Con ello, lograremos:

 

· Obtener un diagnóstico óptimo ante un problema o ejercicio mal realizado

· Que pueda asesorarnos con información y ejercicios idóneos para nuestra salud.

 

-Respeta el descanso entre series a la hora de realizar los ejercicios. Esto da a los músculos tiempo para recuperarse antes de la próxima repetición.

 

-Duerme las horas necesarias por la noche. Con ello, lograremos mantener la energía durante el día y podremos dedicar esos minutos al fortalecimiento del suelo pélvico.

 

 

Consigue GRATIS nuestra Guía de cuidado del suelo Pélvico

Condiciones generales


Bienvenido a Salud Pélvica. En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de dichas cookies. Más información en la política de cookies.