Cuidados del embarazo en verano

cuidados embarazo

 

Si estas esperando un bebé, cuando llega el calor el día a día se puede hacer cuesta arriba, por eso en este artículo tienes consejos sobre los cuidados del embarazo en verano.

 

Algunos de los consejos para cuidarte durante las altas temperaturas son:

 

1º Cuidados generales en el embarazo durante el verano

 

 

1.1. Tomar el sol:

 

Protégete: en el embarazo es mucho más frecuente de lo habitual que salgan manchas en la piel, ya que tus hormonas hacen que la pigmentación pueda producirse con mayor facilidad.

 

Por eso, ten cuidado, especialmente en la cara, ¡procura tener una gorra siempre a mano!

 

No obstante, será importante también recibir vitamina D.  Aprovecha las horas en las que menos estés expuesta a la radiación, siempre estando protegida con factor de protección alto.

 

1.2. Durante el baño:

 

No te puedes ni imaginar lo fácil que puede ser coger una infección, cistitis , candidiasis,…

Por eso, quien evita la ocasión evita el peligro: procura no estar húmeda de forma prolongada con el traje de baño.

 

 

2. Molestías del embarazo en el verano

 

2.1. Evita el edema de los pies:

 

Para evitar la hinchazón y favorecer el retorno venoso, puedes:

 

-Bebe suficiente liquido y no abuses de la sal en tus comidas.

 

-Realiza masajes que activen la circulación (en dirección de pies a muslos).

Aunque no es tan común, no es extraño tener un importante edema (sobretodo los últimos meses de embarazo): En casos de edemas importantes, el drenaje linfático es de gran utilidad, por lo que si puedes, acude a un centro a que te den unas sesiones.

 

-También es de gran ayuda para activar la circulación aplicar chorros de agua fría en la ducha, y baños de contraste (tibia-fría, nunca caliente-fría).

 

-Evita estar de pie/ quieta durante un tiempo prolongado: siempre es mejor que vayas moviéndote.

 

Si viajas (en avión, coche,…): trata también de estirarlas de cuando en cuando. Si es posible, haz alguna parada en el coche para respirar aire puro y activar la circulación.

 

Además, aprovecha si puedes para caminar por la orilla de la playa, en el río,…para activar la circulación.

 

-Practica de forma diaria ejercicios para favorecer el retorno venoso. Con realizar 5 minutos diarios para mover las piernas notarás los beneficios y disminuirá la pesadez. Tienes en este vídeo algunos ejemplos:

 

 

 

 

 

 

2.2 Consigue descansar por la noche:

 

Si duermes las horas suficientes, además de estar descansada al día siguiente , puede ayudarte a evitar otros problemas, como molestias de espalda por la postura al dormir,…

 

Algunos consejos para tener un sueño reparador son:

 

Evita cenar tarde y que la cena sea copiosa, con alimentos que puedan provocarte acidez, fritos,…

 

Duerme cómoda, con ropa ligera que no te comprima.

 

-Si sales a andar, haces ejercicio,… conseguirás favorecer que descanses mejor por la noche. De hecho, aprovecha para practicar natación: relajará tu musculatura y te ayudara a descansar mejor.

 

-Trata de que la habitación esté ventilada, si es necesario coloca un ventilador en ti habitación, pero que no te dé directamente.

 

 

2.3. Si te sientes cansada, con la tensión baja,…

 

Es frecuente que la llegada del calor baje tu tensión, sobre todo en verano. No obstante, también se descartan en tus revisiones que puedas tener bajadas de azúcar (por diabetes gestacional).

 

Dentro de los cuidados del embarazo en verano:

 

-Trata de descansar todo lo que puedas, si lo necesitas, toma una siesta. Es normal que tengas mucho más sueño que el habitual (en mi embarazo yo no era persona sin una siestecilla, y más en verano, con el calor).

 

-Pon atención en tu alimentación, porque hay alimentos que te pueden ayudar a sentirte ligera y espabilada (en cambio, otros pueden darte fatiga). Además, aunque no hay que abusar, si eres de las adictas al café, si tomas uno de forma puntual no pasa nada.

 

 

3. Aprovecha el buen tiempo para realizar ejercicio

 

 

Practica ejercicio y tendrás un buen embarazo y te preparas para la recuperación postparto.

 

Como te he comentado más arriba, practicar ejercicio tiene muchos beneficios.

 

No sólo se trata de que puedas descansar mejor o activar la circulación. Entre otros:

 

-Evitas coger sobrepeso.

 

-Evitas problemas de salud como la diabetes gestacional.

 

-Disminuirá la probabilidad de dolores lumbares, ciaticas,…

 

 

¿Qué actividades hago?

 

 

El verano (evitando las horas más calurosas) puede ser un momento ideal para realizar varias actividades, como la que te he comentado antes de natación, aunque también puedes salir a andar u otras como yoga para embarazadas, que trabajan estiramientos , respiración…

 

 

 

4. Incluye en tus ejercicios del embarazo los músculos del suelo pélvico.

 

Además de realizar ejercicios que sean beneficiosos de forma general en tu embarazo, es más que conveniente que te prepares tu suelo pélvico para el para el parto y postparto.

 

Recuerda que tu zona perineal es clave para la recuperación y evitar secuelas como la debilidad muscular (incontinencia, falta de disfrute sexual, prolapsos,…) o molestías (por secuelas de desgarros o episiotomías), por lo que siempre será interesante tener en cuenta los ejercicios perineales en el embarazo.

 

Algunos de los ejercicios convenientes pueden ser:

 

-Sentadillas

-Masaje perineal

-Ejercicios de contracción-relajación de suelo pélvico

-Ejercicios de estiramiento del suelo pélvico.

 

Tienes más información y consejos sobre ello en el artículo sobre el ejercicio del suelo pélvico en el embarazo.

 

 

5. Ante las molestias como dolor de espalda, pubalgía,…

 

Como es posible que padezcas este tipo de dolores, sobretodo durante el último trimestre, es conveniente que te pongas en manos de un fisioterapeuta especializado. Un profesional puede enseñarte ejercicios específicos para este tipo de problemas.

 

 

Además, también es probable que te aconseje usar una faja de embarazo según tu problema.  Por ejemplo, si tienes una molestia en la sínfisis del pubis, es probable que te te recomiende usar un cinturón pélvico para evitar este tipo de problema provocado por la distensión del ligamento púbico.

 

En el caso de tener molestias lumbares, es posible que sea recomendable un cinturón a la altura lumbar baja, para conseguir descargar esta zona.

 

No obstante, conviene que sepas que no conviene abusar de las fajas abdominales salvo recomendación médica, ya que pueden provocar que no actives tus propios músculos abdominales (además de que en verano no es muy agradable llevarlas).

 

Tienes más información sobre las diferencias entre la faja abdominal y el cinturón pélvico en este artículo.

 

 

 

 

 

Si te parece interesante comparte este artículo.

 

Productos relacionados con la maternidad

 

elvie con limpiador
producto-saludpelvica

ELVIE

Oferta: recibe ahora Elvie+ 1 limpiador de accesorios íntimos ¿Quieres realizar ejercicios de suelo …
199,00
Añadir al carrito Añadir al carrito
   
¡Oferta!
producto-saludpelvica

PELVIX CONCEPT

¿Necesitas fortalecer el suelo pélvico? Pelvix concept es una combinación perfecta entre las bolas …
37,90 29,50
Añadir al carrito Añadir al carrito

¡Oferta!
producto-saludpelvica

SHRINKX HIPS CINTURÓN POSTPARTO

Shrinkkx Hips cinturón postparto para reducir pelvis ¿Quieres recuperar la talla de caderas de …
54,95 42,50
Seleccionar opciones Añadir al carrito
   
producto-saludpelvica

MAMA TENS

MAMA TENS: ALIVIO EN EL PARTO NATURAL ¿Quieres aliviar tus molestías de parto de …
50,0073,00
Seleccionar opciones Añadir al carrito

 

Consigue GRATIS nuestra Guía de cuidado del suelo Pélvico

Condiciones generales

  • Deja un comentario

    
    Bienvenido a Salud Pélvica. En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de dichas cookies. Más información en la política de cookies.