Diastasis abdominal

diastasis-abdominales-suelo-pelvico

¿Has sido madre y notas que tu abdomen está descolgado con una separación de la línea alba fuera de lo normal?

Es posible que tengas en ese caso una separación de los rectos, lo que se conoce como diástasis abdominal. Y es que tras el embarazo una de las zonas que más sufre es el suelo pélvico, pero el abdomen también padece.

 

En realidad, este problema de separación es más común de lo que piensas. Y no sólo podrías padecerlo tras un embarazo: por ejemplo, también en casos de personas  con sobrepeso se puede crear una distensión que genere la separación de los rectos.

 

Pero cuando me refiero a una distensión abdominal, no hablo de que te veas con la barriga que aún no está como antes de estar embarazada.

 

Me temo que en esa situación estoy yo también y mi pequeña acaba de cumplir 2 años. Pero aparte del hecho de que no me veo muy favorecida en bikini, mis rectos afortunadamente están en su sitio (aunque no tenga el abdomen tonificado y conserve algo de grasa 🙁 ).

 

Veamos cuales son los indicadores de que puedes tener ese problema:

  • -Notas que se sobresale el ombligo.
  • -Ya has recuperado todo el peso que tenías antes del embarazo, pero aún ves que el vientre está prominente.
  • -Tienes también debilidad del suelo pélvico: notas pequeños escapes tras toser,…
  • -Tienes dolores de espalda.

 

 

Estos ejemplos que acabo de darte pueden orientarte de cara a plantearte si tienes un problema a nivel abdominal.

 

Y es que si has sufrido lesión en la zona pélvica durante tu embarazo se puede haber resentido toda en su conjunto: si tu suelo pélvico ha sufrido hiperpresión el abdomen también ha tenido que soportar esa tensión, y si por mala actitud postural has tenido dolores de espalda probablemente también ha tenido que hacer más esfuerzos con el abdomen.

 

diastasis

vía: pinterest

EN QUE CONSISTE LA DIASTASIS

 

La diástasis es una separación de los rectos del abdomen (pared abdominal), los cuales están juntos a través del tejido conectivo que se llama línea alba (probablemente vieras como en el embarazo cambió de color).

 

Esta separación se produce de forma natural durante el embarazo y suele mantenerse en una gran mayoría de los casos cuando se ha dado a luz. Esta distensión es necesaria para hacer el espacio necesario para que el bebe pueda crecer.

 

El problema surge cuando la separación persiste transcurridas unas semanas tras dar a luz. Si estos músculos siguen separados no pueden actuar correctamente y la funcionalidad de la pared abdominal se pierde, lo que puede provocar a una estabilidad pélvica en general, postura, generar dolores de espalda, problemas incluso de incontinencia urinaria,…

 

Factores por los que aumenta la predisposición para padecerla son:

  • -Tener muchos partos
  • -Que el parto sea múltiple
  • -Otros factores como la edad, la elasticidad,…

 

PRUEBA PARA SABER SI TIENES DIASTASIS

 

Haz la siguiente prueba para saber si tienes diástasis. Espera unas semanas tras haber dado a luz para realizarla.

  1. Boca arriba, con las rodillas flexionadas.
  2. Coloca 2 dedos en el abdomen, en la zona media por debajo del ombligo.
  3. Con el abdomen relajado, levanta ligeramente la cabeza
  4. Al espirar presiona suavemente con los dedos dentro del abdomen.
  5. Mueve los dedos en la zona de la línea media (entre el espacio que hay en la musculatura de ambos rectos anteriores):

-Si hay un espacio superior a 2 dedos tras haber sido madre: significa que la separación es superior a lo normal y puedes tener diástasis.

-Si la separación es de 1 o 2 dedos y no has sido madre también puedes tener el problema. En caso de haber sido madre puede ser aún normal hasta que se está recuperando la zona.

 

QUE PUEDO HACER

 

Hay varias opciones para recuperarte de una diástasis:

  • -La principal sería a través de la realización de ejercicios que fortalezcan estos músculos (y evitar los que perjudiquen). Lo ideal es que comiences cuando sepas seguro que tienes el problema pero si lo detectas tarde no debes preocuparte porque los ejercicios seguirán siendo de ayuda incluso si ha pasado un año. Por cierto, aunque puedes recuperarte también los estudios indican que es normal que puedas tardar un año en volver a la normalidad.
  • -En casos de separación extrema de los músculos también está la opción quirúrgica, aunque no suele ser necesaria.

 

 

Además de realizar ejercicios apropiados, deberías evitar otra serie de ejercicios:

  • -Realizar los ejercicios que aumenten dicha presión, como son determinados clásicos:

Woman is working her abs during fitness.Abdominales como el cien, V-sit o llevar los brazos haca las rodillas están totalmente desaconsejados por aumentar la tensión en esa zona y propiciar la separación de los rectos.

el cien

  •  -Ejercer a más presión la zona, como puede ser por problemas de estreñimiento: por lo cual convendría evitar el problema (tomar alimentos ricos en fibra, beber agua, caminar,…).  Te aconsejo que veas los post sobre estreñimiento y la postura adecuada para ir al aseo.
  • -Los problemas respiratorios pueden perjudicar la zona si no se tose de la manera apropiada: cuida la postura incluso al toser, trata de hacerlo erguida hacia un lado.
  • -Algunos ejercicios que se realizan en actividades como yoga: Estiramientos forzados de la zona abdominal.
  • -Cualquier ejercicio que haga que la pared abdominal se abulte hacia fuera ante algún esfuerzo.
  • -Levantar objetos muy pesados: evita hacer ejercicios con mancuernas (o al menos hazlos sentada un fitball).

 

RESUMIENDO 

  • -Evita todo lo anteriormente dicho: ejercicios perjudiciales, estreñimiento, toser mal,…
  • Cuida tu postura desde el embarazo. Si lo tienes en cuenta incluso en el embarazo evitarás agravar un futuro problema.
  • -Ponte en manos de un profesional: te puede aconsejar ejercicios. Ademas, te puede recomendar si lo cree necesario una faja abdominal que te ayude en el postparto a aproximar la musculatura. Él te puede enseñar que ejercicios abdominales seguros te van a ayudar. Por ejemplo, desde las primeras semanas tras dar a luz podrás hacer abdominales hipopresivos o a los meses puede enseñarte ejercicios como la plancha (modificada con fitball, por ejemplo) para que fortalezcas la zona.
  • -Recuerda; la cirugía que sea siempre el último recurso.

 

¿Crees que puedes tener diástasis abdominal? 

Si es así, conviene que tengas en cuenta que: no creas que por haber sido madre te debes quedar así, es recuperable; da igual que haya pasado 1 año: nunca es demasiado tarde!!.

Consigue GRATIS nuestra Guía de cuidado del suelo Pélvico

Condiciones generales

Deja un comentario


Bienvenido a Salud Pélvica. En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de dichas cookies. Más información en la política de cookies.