Cómo aliviar el dolor pélvico en el embarazo: sínfisis del pubis

dolor-pelvico-embarazo-pubis

 

Si experimentas dolor pélvico durante tu embarazo, debes de saber que no estás sola, ya que durante esta etapa, al menos un 80% de las embarazadas sufrirán este tipo de dolor en algún momento.

 

De hecho, tener dolor pélvico es muy común sobre todo en el 3º trimestre.

 

Por ello, no tienes porque alarmarte si los sufres, en este artículo encontrarás soluciones para saber cómo aliviar el dolor pélvico en el embarazo.

 

El dolor pélvico en el embarazo, una molestia muy limitante que puede invalidar.

 

Aunque es cierto que el dolor pélvico es muy común en el embarazo, y que en la gran mayoría de veces este dolor no supone ningún riesgo para la salud ni de la madre ni del bebe, la realidad es que puede ser muy limitante.

 

Principalmente en el 3º trimestre, si ya de por si no estas ágil por el amento del peso y la perdida del equilibrio, el tener molestías que hagan difícil tratar de ponerte unos leggings o unas medias, subir las escaleras o girarte acostada te puede resultar muy  molesto y tedioso.

 

Lo cierto es que este malestar puede empeorar según la postura que adoptes.

 

Además, en numerosas ocasiones en reposo se notan más las molestias, por lo que se convierte en una tortura tratar de dormir.

 

Yo personalmente fui afortunada por que sólo tuve un ligero malestar en las últimas semanas del embarazo.

Pero recuerdo a una paciente que tuve, Lucía, la cual tenía tanto malestar al apoyar al andar, que estuvo durante los primeros días de tratamiento con dificultad para subir las escaleras, e iba apoyándose con una muleta para aliviar el apoyo. Hasta que no pasaron un par días de rehabilitación no se dejó la muleta en casa.

 

 

 

 

 

TIPOS DE DOLORES PÉLVICOS EN EL EMBARAZO

 

Durante tu embarazo puedes tener varios tipos de dolor pélvico.

 

Por ello, para tener un diagnóstico oportuno y un tratamiento correcto, es importante diferenciar en qué etapa de tu embarazo se produce el dolor, y qué tipo de dolor (localización,…) estás sufriendo.

 

En este sentido, podríamos diferenciar el tipo de dolor por:

 

Etapa del embarazo:

Según el trimestre en el que te encuentres puede ser distinta la causa del dolor.

 

Localización del dolor:

El dolor puede ser en varias zonas: a nivel anterior de la pelvis, posterior (confundirlo o añadido con el de espalda), a nivel de las caderas, irradiarse a los muslos (en la zona externa e interna),…

 

 

 

 

DOLOR PÉLVICO EN EL EMBARAZO EN EL PRIMER Y SEGUNDO TRIMESTRE

 

Si sufres molestias en el inicio de tu embarazo, sobre todo en el primer trimestre, debes de saber que no es tan frecuente al inicio del embarazo como en los últimos meses.

 

Por ello, además de poder estar teniendo algún problema común y normal, conviene descartar otros procesos con tu médico: embarazo ectópico o incluso un aborto espontáneo.

 

No obstante, no se trata de que cunda el pánico: Si aparte del dolor, no tienes otros síntomas como sangrados, fiebre,… lo más probable es que ese dolor sea causado por cosas como un estreñimiento prolongado, u otros como problemas localizados en el aparato urinario (infecciones,…).

 

 

 

DOLOR PÉLVICO EN EL EMBARAZO EN EL TERCER TRIMESTRE:

 

A partir del 5º-6º mes de embarazo, es cuando tenemos mayor predisposición a sufrir el dolor pélvico.

 

¿Pór que se produce este dolor pélvico en el embarazo?

 

Este dolor,  se podría deber sobre todo a dos causas (las cuales pueden darse al mismo tiempo o no necesariamente):

 

-Problema hormonal (exceso de laxitud ligamentosa por la presencia de la hormona relaxina).

-Problema mecánico (sobrecarga postural).

 

 

Problema hormonal:

 

Para empezar, resulta que en el embarazo es normal (fisiológico) que por los cambios hormonales aumente la hormona relaxina.

 

De hecho es normal y bueno que ocurra, ya que el aumento de esta hormona consigue que los ligamentos estén laxos (para que lo entiendas, que se estiren más de lo normal), consiguiendo que las articulaciones “se abran” o separen, y permitiendo que la cadera se haga más grande, lo cual ayudará a permitir el crecimiento del feto y a propiciar la salida por el canal del parto.

 

Pero, aunque esto sea positivo para el embarazo, no quita que pueda tener sus efectos colaterales, y es que se puedan separar tanto estas articulaciones, que llegue a generar la distensión dolor en la articulación, la cual provoca el dolor tan limitante.

 

Este dolor lo puedes experimentar en la zona de atrás, como puede ser en la zona de las sacroíliacas, o delante en el pubis, dando lugar a la distensión de la sínfisis, produciéndose la diástasis de la sínfisis púbica.

 

 

 

Problema mecánico:

 

A medida de que avanza el embarazo, añadido al problema de la presencia de la distensión articular por la relaxina, el asunto se complica, ya que el problema se puede agudizar por el amento del tamaño del peso del bebe, los cambios posturales que has tenido que adoptar para adaptarte a la nueva situación,…

 

En resumen, estás sufriendo una mayor sobrecarga de determinadas zonas, las cuales no están acostumbradas a padecerlas, y no están preparadas para ello.

 

De hecho, las zonas del triangulo de la pelvis (espalda, abdomen y suelo pélvico) se resienten por esta sobrecarga. Entre otras cuestiones, tienes aumento de la debilidad de la pared abdominal, aumento de la tensión lumbar con mayor lordosis,…

 

En conclusión, resulta que te encuentras en un momento único, en el cual quieres disfrutar de tu embarazo, pero te encuentras limitada y postrada por las molestias.

 

 

DIASTASIS DE LA SÍNFISIS DEL PUBIS

 

DOLOR EN LA SINFISIS DEL PUBIS

 

Como te he comentado antes, es posible que las molestías las notes en la zona posterior, lo cual puede hacer que se confunda el dolor lumbar con el pélvico.  Este dolor podría deberse a la distensión en las articulaciones sacroilíacas.

 

Otro problema común que puede sumarse es sufrir ciática en la zona posterior.

 

Pero si lo notas en la zona anterior, lo vas a notar más claramente localizado en la zona púbica, en la sínfisis del pubis.

 

Este tipo de molestia en la sínfisis del pubis suele producirse con frecuencia en jugadores de fútbol, ya que sobrecargan mucho jugando con el balón la zona del muslo interna (adductores), los cuales “tiran” de la zona de la sínfisis del pubis.

 

En el embarazo este problema también se produce  por lo que te he comentado anteriormente: aumento de relaxina+ sobrecarga en la zona anterior= diastasis de la sínfisis del pubis (separación y  dolor).

 

Para que lo puedas ver con más claridad, en este vídeo puedes ver los movimientos que se producen en la sínfisis púbica (algunos están exagerados, es para que te hagas una idea).

 

 

 

 

 ¿Qué síntomas puedes notar si tu problema es en la sínfisis del pubis?

-Dolor púbico claramente identificado

-El dolor se puede irradiar hacia la ingle, zona del muslo (interior principalmente).

-Notas que apoyar el pie para andar es tan molesto que tienes que caminar como los patos, con rotación hacia fuera de la pierna.

 

 

Si notas estos síntomas, es importante que lo hables con un profesional, ya que puede darte un diagnóstico concreto y realizar un tratamiento especifico.

 

Aunque el tratamiento no está enfocado a solucionar el problema (ya que se trata de un proceso debido a tu embarazo), si que será conservador, centrado al alivio del dolor por conseguir estabilizar la pelvis, reforzar músculos que estén debilitados,…

 

Actualmente tienes a tu disposición muchas ayudas para mejorar la situación. En el caso de Lucía, la paciente de la cual te he hablado, gracias a una pauta de ejercicios, y medidas para el día a día, como son consejos posturales y el uso de un cinturón pélvico, afortunadamente consigió mejorar mucho.

 

 

 

CÓMO ALIVIAR EL DOLOR PÉLVICO EN EL EMBARAZO

 

Es cierto que hoy en día no hay un tratamiento que elimine la causa (ya que no se puede evitar el hecho de que tenga que estar presente la relaxina, o que el peso del bebe y la alteración de la postura produzca el dolor), pero hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar el problema.

 

Por eso, la primera regla es que no debes quedarte tirada en el sofá, porque en ocasiones debas tomar reposo, en general no te va a beneficiar el aumentar la debilidad muscular, por lo que se trata de realizar ejercicios suaves y estiramientos que refuercen la cintura pélvica para que esté estabilizada.

 

En general, notarás una gran mejoría si sigues los siguientes puntos:

 

1º Cuidados en el día a día (posturales).

2º Realización de ejercicios específicos (con un profesional).

3º Estabilización de la pelvis con cinturón pélvico.

4º Otras medidas alternativas para ayudar en el alivio del dolor (TENS, acupuntura,….).

 

 

1º CONSEJOS PARA EL DíA A DíA CON DIASTASIS DE SINFISIS PUBICA

 

QUÉ HACER

 

Cuida tu postura, especialmente la espalda:

 

-Cuando estés de pie, trata de estar lo más erguida posible. Te aconsejo el post sobre consejos con la postura en el embarazo.

 

Sentada: trata de seguir con la espalda lo más erguida posible, procura que las piernas estén alineadas con las caderas.

 

-Cuida también la postura al dormir. Para garantizar que las piernas están alineadas con la pelvis, puedes colocar en la zona de las rodillas un pequeño cogín. Además, cuando te levantes de la cama, hazlo despacio y con las piernas alineadas.

 

-Ten en cuenta los movimientos de ergonomía para evitar esfuerzos. Esto significa que evites llevar peso. Si tienes que hacer la compra mejor usa una carretilla que puedas desplazar empujando, en lugar de tirando o de usar bolsas. Si tienes mas hijos pequeños, trata de tampoco cogerlos en brazos de forma prolongada. usa una silleta,…

 

– En general, con cualquier postura o movimiento, procura tener las piernas alineadas y paralelas, simétricas. Es mejor, sacar las dos piernas del coche juntas que separadas.

 

-Al ponerte la ropa: pantalones,…será mejor que lo hagas estando sentada que de pie.

 

Haz ejercicio.

 

Te lo vuelvo a repetir: nada de estar todo el día apoltronada en el sofá.

 

Créeme, eso no te va a ayudar a calmar tu dolor, ni mucho menos.

 

En general, está demostrado que hacer las actividades adecuadas es beneficioso tanto para la embarazada como para el bebe: te ayudará a descansar mejor, tendrás una más rápida recuperación postparto, evitaras dolores como los de espalda, y disminuye la probabilidad de problemas como obesidad o diabetes gestacional.

 

¿Qué actividades son las adecuadas?

 

Procura realiza actividades simétricas: en especial, nadar te será de gran ayuda, ya que en el agua tienes menos peso (estás en descarga), por lo que podrás realizar ejercicio con mas facilidad y con menos molestias.

 

También puede ser bueno andar si ves que no es molesto,…

 

Recuerda que si algo te produce molestias es mejor no hacer esa actividad. Para subir las escaleras, por ejemplo, es mejor hacerlo poco a poco, de una en una, si lo ves necesario.

 

Descansa si te sientes agotada.

 

 

Es aconsejable realizar ejercicios que refuercen la zona pélvica y abdominal.

 

Muy probablemente la musculatura abdominal esté distendida de más por el embarazo, lo cual no ayuda a la diástasis de la sínfisis del pubis.

 

Además, es conveniente realizar ejercicios que refuercen los músculos pélvicos (como ejercicios para psoas, adductores,…).

 

Como en el triangulo pélvico está todo implicado, con gran probabilidad también tendrás debilidad de los músculos del suelo pélvico, por lo que puede ser recomendable hacer ejercicios perineales.

 

 No se trata solamente de fortalecer, sino de realizar también estiramientos para estabilizar la cintura pélvica.

 

3º Calzado: trata de no llevar excesivo tacón, que sea plano con un par de centímetros. Lleva siempre zapatos cómodos.

 

 

A EVITAR

 

Sigue estas recomendaciones para evitar aumentar el dolor pélvico por diástasis sínfisis del pubis:

 

1º Procura no estar de pie de forma prolongada,sobre todo apoyada sobre una pierna.

 

2º Estando sentada, no cruces las piernas. Evita también estar sentada de forma prolongada.

 

Evita las actividades asimétricas como: pasar la aspiradora, planchar, fregar o barrer.

 

Para realizar las tareas domésticas, que no te de apuro pedir ayuda de los tuyos. Hazme caso y sigue mi consejo : ahora es el momento de aprovechar que estás en el embarazo (recuerda que en cuando tengas a tu bebe todos los mimos estarán dirigidos para el retoño).

 

Si aun así no te queda otra: evita hacer las actividades de forma prolongada, sobretodo de pie. Realiza paradas o descansos cada 15-20 minutos.

 

No lleves objetos pesados, ni mucho menos en una sola bolsa.

 

 

 

2º FISIOTERAPIA EN DISFUNCIÓN DE LA SÍNFISIS PÚBICA PROFESIONAL

 

 

 

Un fisioterapeuta especializado te puede ayudar a aliviar el dolor, reforzar la musculatura pélvica, aconsejarte sobre posturas e incluso movilizar las articulaciones implicadas.

 

 

Entre otras técnicas, podrá realizarte:

 

– Trabajo mediante ejercicios y estiramientos de los músculos directamente implicados: ejercicios en adductores, psoas, recto anterior del abdomen, oblicuos,…

 

-Ejercicios para mejorar la movilidad de la rotación de las piernas,…

 

-Masajes en zonas localizadas.

 

-Técnicas de osteopatía (en articulaciones de la pelvis, columna, …).

 

-Uso de aparatos de electroterapia no contraindicados en el embarazo (para disminuir la inflamación y el dolor).

 

-Incluso puede ser recomendable realizar ejercicios perineales, si los músculos del suelo pélvico están afectados.

 

 

 

 

 

 

3º EL USO DEL CINTURÓN PÉLVICO PARA ESTABILIZAR LA PELVIS

El uso de los  cinturones pélvicos añadido a la realización de ejercicios personalizados sirve para dar mayor estabilidad a la pelvis durante el embarazo.

 

Este tipo de cinturones pélvicos deben ejercer una fijación estable, no siendo tan importante la cantidad de presión ejercida, sino la localización adecuada del cinturón para estabilizar las articulaciones de la pelvis.

 

Por eso siempre recomendamos que un profesional te asesore sobre cómo aplicarlo.

 

En el caso de los cinturones pélvicos para el embarazo, en nuestra tienda hay dos modelos, Mybaby Strap tiene un refuerzo enfocado a la zona baja lumbar. En el caso de Shrinkx Hips, su aplicación es idónea para estabilizar ante síntomas en la sínfisis del pubis, lo cual te va a ayudar a aliviar el dolor pélvico en el embarazo.

 

 

colocar shrinkx hipsfija el cinturon

 

 

 

 

4º ALIVIOS DEL DOLOR PÉLVICO EN EL EMBARAZO SIN MEDICACIÓN

 

 

Si hay días que notas que el dolor es muy molesto, no es necesario que recurras a la medicación en tu embarazo.

 

Aunque puedes tomar ciertos medicamentos de forma puntual (tu medico puede prescribirte algunos como el paracetamol), puedes tratar de consumirlo con otras alternativas que han demostrado ser eficaces y seguras para tí y el bebe.

 

 

Algunos consejos son:

 

1º  Para aliviar las molestias, puedes probar a usar el calor. Al final del día puedes notar alivio dándote un baño de agua caliente, el cual te ayudará a relajarte.

 

2º Los aparatos de TENS tienen beneficios como analgésicos y han demostrado ser totalmente seguros para el bebe y la madre, por lo que pueden ser útiles para aliviar el dolor pélvico en el embarazo..

 

Los aparatos de TENs emiten unos impulsos nerviosos que ayudan a liberar endorfinas, las cuales harán que notes menos dolor. Actualmente existen dispositivos como FEMINA TENS configurados para aliviar el dolor de forma específica en el embarazo.

 

3º Otras medidas sería probar a ayudar el alivio del dolor con terapias alternativas como la reflexología podal o acupuntura.

lo mejor es que al final del embarazo, pasado el postparto notaras que vuelves a tu situacion,…

 

 

DOLOR PÉLVICO TRAS EL NACIMIENTO

 

Aunque afortunadamente el dolor suele desaparecer tras dar a luz, puede ocurrir que siga presente. Un posible motivo podría ser que las articulaciones de la pelvis aún siguen padeciendo la distensión articular.

 

Si es tu caso, es recomendable que también recibas un correcto tratamiento para recuperarte cuanto antes.

 

Otras molestías pélvicas tras el nacimiento:

Si, tras dar a luz, notas molestías en otras zonas, como es en los músculos del suelo pélvico, te aconsejamos que acudas a un fisioterapeuta especializado. Es posible que tengas secuelas tras el parto, y que puedas necesitar un tratamiento de fisioterapia, el cual puede incluir terapia manual, biofeedback e, incluso, dilatadores vaginales en casos de espasmo muscular vaginal.

 

 

 

¿Has llegado a sufrir este tipo de dolor en el embarazo? ¿Recibistes tratamientos de fisioterapia para ello?

 

Evidencias

 

Jan M.A. Mens. The mechanical effect of a pelvic belt in patients with pregnancy-related pelvic pain

 

Andry Vleeming, PhD. An integrated therapy for peripartum pelvic instability: A study of the biomechanical effects of pelvic belts 

 

Helen Eden. Effects of acupuncture and stabilising exercises as adjunct to standard treatment in pregnant women with pelvic girdle pain: randomised single blind controlled trial.

 

Serum relaxin and pelvic pain of pregnancy

 

Peripartum pubicsymphysis separation –Currenstrategies in diagnosis and therapy and presentatioof twcases C.Herren

 

Mogren. Low Back Pain and Pelvic Pain During Pregnancy: Prevalence and Risk Factors

 

Leoine Damen. Pelvic pain during pregnancy is associated with asymmetric laxity of the sacroiliac joints.

 

 

Productos relacionados con la maternidad

 

¡Oferta!
producto-saludpelvica

SHRINKX HIPS CINTURÓN POSTPARTO

Shrinkkx Hips cinturón postparto para reducir pelvis ¿Quieres recuperar la talla de caderas de …
54,95 42,50
Seleccionar opciones Añadir al carrito
 
producto-saludpelvica

MAMA TENS

MAMA TENS: ALIVIO EN EL PARTO NATURAL ¿Quieres aliviar tus molestías de parto de …
50,0073,00
Seleccionar opciones Añadir al carrito

 

Consigue GRATIS nuestra Guía de cuidado del suelo Pélvico

Condiciones generales

  • hola: estoy de 34 semanas y sufriendo una forma aguda de este dolor desde hace 3 días. de repente estoy practicamente paralizada así que
    Lamentablemente no puedo hacer casi nada de lo aconsejado aquí porqué no puedo quedarme de pié, ni bajar de la cama sin el ayuda de alguien que me ponga sentada y luego me mueva las piernas y me las apoye muy despacio al suelo. de allí levantarme y ponereme recta es otro reto. no puedo levantar los piés mas de un centimetro del suelo porqué me duelen los muslos admás de la sinfisis pubica. no puedo quedarme sentada recta, ni dormir de lado . lo único es estar tumbada en la cama boca arriba con un cojin debajo de los muslos.
    hace días estoy buscando un fisioterapeuta especialido en obstetricia y ginecologia en Barceloan pero no encuentro nadie.

  • Hola tengo 30 semanas de embarazo y hace un par de semanas empece con este dolor en la zona de pubis la ginecologa me receto celestone solucin intramuscular unica dosis y paracetamol por tres dias. Eso que me receto es lo idoneo? Gracias por este espacio.

  • Deja un comentario

    
    Bienvenido a Salud Pélvica. En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de dichas cookies. Más información en la política de cookies.