ENTRENAMIENTO DEL SUELO PÉLVICO

entrenamiento-suelo-pelvico

 

TODOS LOS MÚSCULOS SE PUEDEN ENTRENAR 

Aunque lo más coherente sería empezar hablando sobre lo que es el suelo pélvico, y que conozcas de verdad la musculatura del suelo pélvico, he preferido dedicar este post a que vieras con claridad que la puedes entrenar.

 

Bueno, el suelo pélvico es un músculo y como te comento en el pie todos los músculos se pueden entrenar. ¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Si?  ¿Si pero no?

 

Te entiendo, en más de una ocasión me han dicho que una cosa es la teoría y otra en cambio la práctica. Se que no es lo mismo entrenar bíceps que una zona del cuerpo que apenas conoces (algo que habrá cambiar poco a poco).

Es cierto que primero habrá que empezar por reconocer perfectamente la musculatura, pero quería hablar en este artículo de esto porque es importante antes de ponernos en faena.

 

Un modo de verlo es trasladarlo a otra parte del cuerpo como por ejemplo la mano.

 

Madre mía la de cosas que hacemos con la mano!

 

Y en parte gracias a la oposición del pulgar, claro: por ejemplo la pinza para coger objetos (piensa que coger un folio requiere una precisión impresionante).

Está claro que el manejo de la mano se debe en parte gracias a nuestra inteligencia y al mismo tiempo ha ayudado al desarrollo de ésta.

Si no fuera porque aprendimos a escribir y dejar registros de nuestros conocimientos no hubiéramos evolucionado tanto en la historia.

Pero en el ejemplo de la escritura, está no esta innata como puede ser coger un objeto, sino que hemos tenido que aprender a realizarla.  Madre mía, la de años que me pasé haciendo cuadernos Rubio para poder escribir la “s” como debe ser.

 

Si hasta con la mano, con la que desde los pocos meses de vida estamos usándola y tenemos contacto visual hemos tenido que aprender a escribir durante años imagínate si es necesario un proceso de aprendizaje con el suelo pélvico.

 

Pero no te alarmes, no se trata de que tengas que practicar durante años para poder hacer verdaderas destrezas con el. Si te doy el ejemplo es para que entiendas que es posible y que solo requiere práctica.

 

Lo que ocurre es que esa zona nunca ha gozado de las ventajas que cuenta la otra: no has tenido contacto visual, ni se te ha estimulado desde el exterior (entorno) para que la conozcas.

 

Más bien todo lo contrario: una mujer nunca ha tenido el contacto diario que pueda tener por ejemplo un hombre (cada vez que va al aseo tiene tanto contacto visual como perceptivo).

 

Con lo cual, puedes encontrarte con que has estado usando esa zona toda tu vida sin saber muy bien como: ir al baño, relaciones sexuales, hasta has sido madre. Y no la has ejercitado. No quiero que te sirva de ejemplo, pero en otros países si que tiene en cuenta.

 

Y si rizamos el rizo un poco, volviendo al ejemplo de aprender a escribir (o incluso coger un objeto), te darás cuenta de que no sólo deben coordinarse unos músculos para escribir, como serían sobretodo los de los dedos pulgar, indice y corazón.

 

En realidad es mucho mas complejo: participa toda la mano y muñeca, llegando a trabajar el codo (incluso el hombro también participa). Lo mismo al coger un objeto.

 

Pues se aplica el anterior caso igual para el suelo pélvico: no se tratará solo de aprender como es y como trabajarlo, o aprender a hacer sólo ejercicios de fortalecimiento simples tipo Kegel.

 

Hay que trabajar toda la pelvis, refiriéndome sobretodo al triángulo que se forma alrededor de ella: abdomen-columna- suelo de la pelvis.

 

¿Te parece mucho trabajo? Ya verás que no! No te llevará ni una mínima parte aprenderlo de lo que te llevo aprender a escribir 😉

POR DONDE EMPEZAR

 

Para empezar a entrenar el perineo deberás conocer primero cómo es la musculatura del suelo pélvico y saber reconocer la contracción de estos músculos.

 

¿Te parece importante entrenar el suelo pélvico? ¿Crees que aunque cada vez se oye más hablar del tema la gente aún no es consciente de las posibles ayudas que hay?

 

Si es así, te pido que compartas este post en las redes sociales para difundirlo.

Consigue GRATIS nuestra Guía de cuidado del suelo Pélvico

Condiciones generales

Deja un comentario


Bienvenido a Salud Pélvica. En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de dichas cookies. Más información en la política de cookies.