Neuralgia del pudendo: síntomas y tratamiento

la neuralgia del pudendo es una dolencia muy invalidante

¿Has oído hablar de la neuralgia del pudendo?

 

Se trata de una neuropatía no muy común pero bastante molesta y dolorosa.

 

Las personas que la sufren, en la gran mayor parte  mujeres, suelen tener diversas molestias a nivel de la zona genital, anal y perineal o relacionada con el suelo pélvico.

 

Se produce el dolor por toda la zona que inerva este nervio: El pudendo pasa a través de la zona antes mencionada, también correspondida con la zona de la “silla de montar” cuando vas montado a caballo.

 

El nervio tiene en ocasiones que atravesar zonas estrechas en el interior de la pelvis.

 

Estas zonas pueden ser comprimidas o irritadas durante determinadas prácticas deportivas como el ciclismo o en el parto.

 

Precisamente hace tiempo que quería hablar en el blog de esta dolencia, ya que en ocasiones me consultan mujeres que buscan aliviar sus síntomas, ya que no tienen acceso a demasiada información.

 

Muchas veces estas mujeres tienen una lesión de este tipo tras el parto, y lo cierto que es importante saber que existe la posibilidad de que pueda ocurrir, ya que muchas se sorprenden cuando les ocurre.

 

Puedes ver donde se localiza en este vídeo:

 

 

 

NEURALGIA DEL PUDENDO SÍNTOMAS

 

Los síntomas de la neuralgia del pudendo pueden variar, pero normalmente suele ser tan invalidante el dolor que cuesta estar en posición sentada de forma prolongada.

 

Entre otras cuestiones, puedes sospechar  de que padeces este problema ante estos síntomas:

 

-El más común es el dolor, localizado como dolor en la zona de la silla de montar. Estar sentad@ puede llegar a ser una verdadera tortura, sobre todo cuando tienes apoyada la zona interna.

 

Ten presente que el dolor puede variar: puedes notarlo solamente un lado o en ambos, o más localizado en la zona delantera hacia la pierna, o desde la entrepierna hacia atrás.

 

 

-Además es molesto hacer pipi o defecar. Puede llegar a imposibilitar realizar la defecación, pudiendo crear un bloqueo.

 

-También puede limitarte completamente la vida de pareja, ya que las relaciones sexuales son dolorosas. Piensa que puedes tener dolor incluso en el clítoris o en el pene.

 

Otras sensaciones que puedes notar son:

 

-Quemazón y picor.

 

-Hormigueo o alteración de la sensibilidad de la zona. Hay gente que refiere incluso una sensación de descarga eléctrica (rampazos).

 

-Incluso, pueden llegar a producirse cambios en tu flujo (vaginal y semen: olor,densidad,…).

 

 

Por eso, como no ni puedes trabajar sentada, ni de pie, resulta que ni estás bien contigo misma ni con tu pareja,… lo cual limita seriamente tu calidad de vida y autonomía.

 

Y si encima ocurre que acabas de ser madre, el problema se complica aún más, puesto que tienes que preocuparte de atender a tu pequeño y no eres capaz ni de estar sentada (por lo que algo aparentemente sencillo como poder dar el pecho puede ser aún más complicado).

 

DIAGNOSTICO DE LA NEURALGÍA DEL PUDENDO

 

Ten presente que pueden darse dos cosas distintas: neuralgia o atrapamiento del nervio pudendo, por lo que suele tener que hacerse un diagnóstico diferenciador entre ambas de cara al tratamiento.

 

El diagnostico se realiza atendiendo a los síntomas  que te he detallado anteriormente, a una serie de exploraciones y pruebas complementarias (como es la electromiografía, la cual permite comprobar si el recorrido del nervio funciona correctamente).

 

 

¡Ojo! Que padezcas dolor en la zona perineal o en el clítoris no significa que tengas que padecer neuralgía del pudendo.

 

De hecho existen otras posibles causas: vulvodinia, lesiones de otros músculos como la cadera o a nivel lumbar, …

 

En fin, piensa que es un nervio grande que tiene varias ramas (a nivel del recto, perineal, clítoris…), por lo cual su sintomatología puede cambiar según paciente, por lo que no se puede establecer un diagnóstico sólo por uno síntomas concretos sino también por las pruebas complementarias.

 

 

Aunque en el diagnóstico en ocasiones suele llamarse como atrapamiento nervioso, no siempre se produce tal atrapamiento, lo cual es positivo porque el pronóstico de mejoría es mucho más favorable en una neuralgía que en el caso de que se produzca tal atrapamiento nervioso no tiene porqué implicar la cirugía.

 

 

Piensa que, si tienes una neuralgía, con tratamiento de fisioterapia es posible recuperarse sin tener que recurrir a cirugía. Sin embargo, con un atrapamiento puede ser que la fisioterapia te mejore pero necesites acudir a que te operen (y no siempre la intervención es exitosa).

 

CAUSA DE LA NEURALGIA DEL PUDENDO

 

Muchas veces puede producirse por que la musculatura por donde pasa está excesivamente tonificada, tensión la cual presiona sobre el nervio y genera el dolor.

 

Cuando te comente que la presión mantenida de la silla de la bicicleta podía generar molestias a largo plazo en la zona del suelo pélvico, está era una de las posibles consecuencias.

 

De hecho, la neuralgia del pudendo es tan frecuente en el ciclismo, que suele conocerse como el “Síndrome del ciclista”.

 

Además de ello, también la musculatura glútea excesivamente tensa puede generar este tipo de molestías.

 

Pero si hay un caso del que quiero hacer especial incapié, es el que te he comentado anteriormente: en ocasiones en partos se producen lesiones obstétricas que son las que generan un sobreestiramiento o lesión de las ramas nerviosas del pudendo, creando la neuralgía del pudendo.

 

Es entonces cuando este tipo de lesión puede provocarte un peregrinaje para recibir el correcto diagnóstico, ya que a menudo puede confundirse con otro tipo de problemas.

 

Algunos de estos diagnósticos erróneos pueden ser: infecciones de orina, candidiasis,…

 

 

TRATAMIENTO DE LA NEURALGIA DEL PUDENDO

 

Lamentablemente, este tipo de dolencia no se soluciona fácilmente.

 

No obstante, aunque hay un número de casos que deben acudir irremediablemente a quirófano, también es cierto que con una serie de consejos hábitos cotidianos y con la ayuda de un fisioterapeuta especializado puedes mejorar y solucionar considerablemente muchos casos.

 

Por ello, te recomiendo que pruebes estos consejos antes de pasar por quirófano:

 

1º- Cuidado con las prácticas deportivas: Como te comenté anteriormente, realizar presiones de forma mantenida puede empeorar un problema que quizás inicialmente no le des demasiada importancia.

 

sillin y suelo pelvico

 

En relación a la bicicleta, puedes usar sillines específicos que evitan el apoyo de la zona, los cuales son más anchos por detrás para que el apoyo sea mayor a nivel del glúteo.

 

El ciclismo puede perjudicar tu suelo pelvico: conoce consejos para evitarlo

Tienes más información sobre ello y consejos en los posts:

Ciclismo y suelo pélvico en el hombre

Ciclismo y suelo pélvico en la mujer

 

2º-Evita el dolor en el apoyo del asiento:

 

Es mejor usar un cojín para evitar el apoyo de la zona que te produce el dolor.

 

Lamento decirte que actualmente es complicado encontrar este tipo de ayudas con facilidad. De hecho me comprometo a que en un futuro pueda conseguirse en nuestra tienda.

 

En caso de que no sepas donde adquirirla, si que te puedo recomendar que te hagas un cojín casero.

 

El asiento lo puedes hacer con espuma de unos 5 cm de grosor, debes hacerlo en forma de U, dejando el centro hueco y la zona delantera. Así evitarás el apoyo donde más duele  el contacto.

 

Otra opción es que enrolles un par de toallas para que apoyes cada nalga en una de ellas. De esta manera también estarás evitando la presión sobre el nervio pudendo y aliviando la neuralgia del pudendo.

 

Además, si evitas flexionar en exceso la cadera también evitarás los síntomas nerviosos por no sobreestirar el nervio pudendo.

 

 

3º-Alivio del dolor en casa.

 

Para aliviar el dolor de las neuropatías en casa, es complicado que notes beneficios con la medicación. Como mucho puedes notar una mejoría con el uso de relajantes musculares (en caso de que el origen del problema sea por compresión muscular). También es posible que se te practiquen infiltraciones anestesicas para conseguir aliviar las molestias.

 

 

En todo caso, antes de tomar una medicación consulta con tu medico.

 

Como alternativas a la medicación los aparatos de electroterapia disponen de programas para el alivio de los síntomas dolorosos. Como ejemplo, con el dispositivo Neen Pericalm puedes notar mejoría en el alivio de los síntomas, ya que dispone de un programa que permite la analgesia sin medicación, de forma segura y sencilla de usar en casa.

 

 

4º-Evita el estreñimiento y la necesidad de hacer esfuerzos en el aseo.

 

Es mejor que tengas hábitos saludables de cara evitar estar estreñida, como tomar fibra, moverte para activar el peristaltismo,…

 

 

La fibra puede ayudarte a evitar hemorroides, generar lesiones en el suelo pélvico,...

 

Tienes más consejos sobre el estreñimiento en el post sobre ello.

 

 

 

FISIOTERAPIA PARA LA NEURALGIA DEL PUDENDO

 

 

Como te comentaba antes, la fisioterapia puede hacer mucho por ti, ya que mediante ejercicios y técnicas de terapia manual, el fisioterapeuta puede ayudar a descomprimir la tensión que se produce en el nervio.

 

Tras una valoración inicial, puede ayudarte a mejorar los músculos pélvicos que compriman el nervio, ya se trate de músculos del suelo pélvico (sobretodo el elevador del ano) o de otros como pueden ser los de la zona glútea (piriforme,…).

 

 

De hecho, puede enseñarte técnicas de relajación para conseguir que se elonguen los músculos del suelo pélvico, lo cual te puede ayudar a reducir el dolor muscular.

 

 

OTRAS ALTERNATIVAS TERÁPEUTICAS

 

Además de la cirugía, existen otras alternativas previas médicas: además de las infiltraciones citadas anteriormente, también se está utilizando la aplicación de bótox para mejorar la presión sobre el nervio.

 

 

¿Y tu?¿Tienes algún otro consejo que pueda ser útil para aliviar esta dolencia?

 

Si te parece interesante comparte este artículo!

 

suscribete al blog para estar informado

 

Consigue GRATIS nuestra Guía de cuidado del suelo Pélvico

Condiciones generales


Bienvenido a Salud Pélvica. En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de dichas cookies. Más información en la política de cookies.