TIPOS DE DOLOR PÉLVICO

dolor-pelvico

 

 

La verdad es que hablar en un sólo post sobre dolor pélvico es complicado, porque hay tantos tipos de dolor pélvico: a la penetración, durante o previo a la menstruación, durante el embarazo, dolor crónico constante,…

 

Por eso es mejor comenzar diferenciando lo que es el dolor pélvico en sí mismo. Se trataría siempre de aquel que se produce en la parte baja del abdomen.

 

No tiene que ser constante, sino que puede aparecer según determinados supuestos (como los comentados anteriormente: embarazo, menstruación,..). En cada uno de los casos ese dolor sería debido por una causa concreta, y el tratamiento también cambiaría según el proceso que fuera. Además puede ser dolor pélvico crónico (aquel que se mantiene durante el tiempo).

 

Dicho todo esto, tengo que decirte que si tienes algún tipo de dolor pélvico es mucho más que un fastido o una molestía (mas bien una una p*#%) . Y te lo digo así, porque así lo siento como mujer que alguna vez lo ha padecido.

 

Porque incluso cuando no se trata de un dolor crónico, el dolor pélvico puede fastidiar un bello embarazo, o impedir llevar una vida normal a aquella que lo padece ante menstruaciones, o incluso limitar la vida de pareja a la que lo sufre ante relaciones sexuales.

 

Además, es muy frecuente que las mujeres suframos en algún momento dolor pélvico y que no siempre seamos comprendidas.

 

Por ejemplo, en el caso de la endometriosis se añade un dolor intenso en menstruaciones (que algunos puedan pensar que es exagerado) junto con otros problemas, como puede ser la infertilidad,… Lo dicho, un asco.

¿Y a que suele deberse ese dolor pélvico?

 

Pues las causas suelen ser variables. Lo cierto es que el hecho de que exista dolor es un signo de que hay un problema con uno de los órganos de la región pélvica, tal como el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino o la vagina.

 

Además puede ser un síntoma de infección o de problemas en las vías urinarias, el intestino, el recto, los músculos o los huesos. Aunque solemos ser las mujeres las que más lo padecemos, en los hombres también puede estar presente, siendo muy común que sea un problema de próstata.

 ¿Que puedo hacer ante este dolor?

 

Lo primero será saber cual es la causa, porque en función de eso cambiarán las medidas a tener en cuenta.

 

Piensa que no tiene nada que ver un dolor puntual o agudo por un problema infeccioso o por uno de tipo muscular que un problema que lleve mucho tiempo y que se cronifique.

 

Es posible además que si padeces dolor pélvico crónico padezcas endometriosis y lo desconozcas. Esta afección es muy común, se estima que la padecemos ( yo incluida, tengo mucha suerte 🙂 ) alrededor del 10% de las mujeres de 25 a 44 años.

 

Y sin embargo no suele diagnosticarse. Se suele producir por la creación de tejido del endometrio fuera de su zona, creando adherencias a largo plazo e impidiendo que los órganos afectados funcionen correctamente y generando dolor. 

 

Puedes sospechar de tener endometriosis si padeces reglas abundantes, de varios días de duración y dolorosas.

 

Además puedes tener irregularidades menstruales, como manchar fuera de la menstruación y tener dolor en la parte inferior del abdomen y zona pélvica y lumbar. Suele tener como consecuencia problemas de fertilidad.

 

 

 ¿Qué puedes hacer?

 

Para frenar la progresión de ese tipo de proceso suelen haber varias opciones: las más comunes son la medicación con tratamiento hormonal y la intervención quirúrgica en casos más severos (extirpación de órganos dañados por laparoscopía e histeroscopía).

 

Pero para tratar los síntomas tienes muchas alternativas, no sólo los analgésicos. Puedes probar con alguna de ellas y ver que resultados te da. Algunos ejemplos son el uso de calor, los Tens o la dieta:

 

dolor-pelvico

 

 

Puedes imprimir estos consejos aquí.

 

¿Y tú? ¿Tienes algún otro remedio casero que te funcione?

 

¿Crees que podrías tener algún problema de tipo crónico como la endometriosis?

 

En la tienda encontrarás ayudas para aliviar el dolor incluso cuando estás embarazada, como es el uso de TENS (de las prestigiosas marcas Neen y Compex Cefar) Te invito a entrar a echar un vistazo.

Consigue GRATIS nuestra Guía de cuidado del suelo Pélvico

Condiciones generales

Deja un comentario


Bienvenido a Salud Pélvica. En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de dichas cookies. Más información en la política de cookies.