Vejiga hiperactiva e incontinencia urinaria

incontinencia

 

¿Sufres a menudo la necesidad imperiosa de orinar? ¿Llegas incluso a tener escapes de orinar por este motivo?

 

Si es tu caso trata de ponerle freno: puedes tener el síndrome de vejiga hiperactiva y llegar a sufrir incontinencia urinaria.

 

En un articulo anterior te comente que la incontinencia urinaria no sólo puede estar debida a problemas por alteración de la musculatura del suelo pélvico, sino que en ocasiones puede haber más causas, como es el caso de la incontiencia de urgencia, debida a una vejiga hiperactiva.

 

 

¿QUE ES LA VEJIGA HIPERACTIVA?

 

La vejiga hiperactiva se produce cuando el músculo que la recubre, el detrusor, se estimula con mayor frecuencia e intensidad cuando aun no es necesario que actúe (es decir, aun no está la vejiga llena de orina y no debe vaciarse).

 

La consecuencia que genera es el aumento del deseo de orinar, incrementando la frecuencia y  la urgencia de orinar, sin que sea realmente necesaria la evacuación de la orina.

 

En el siguiente vídeo puedes ver y entender mejor como funciona el detrusor y que ocurre cuando se sobreexcita:

 

 

SÍNTOMAS POR LOS QUE PUEDES DETECTARLA:

 

-Aumenta tu frecuencia de micción (8 o más veces al día, incluyendo durante la noche).

-Ganas repentinas e irrefrenables de forma inmediata, síntoma de urgencia miccional.

-Escapes de orina involuntarios, incontinencia urinaria.

 

Aunque inicialmente, no les des mucha importancia a alguno de estos síntomas, no los menosprecies y ponle freno: se pueden complicar y llegan a mermar tu calidad de vida.

 

De hecho, para muchas personas este problema se convierte en muy limitante: afecta da tal manera que supeditas tus actividades diarias a realizarlas por temor a sufrir escapes de orina. Además, no sólo afecta a tu vida diaria a nivel social, si no que también a nivel íntimo, ya que también perjudica tus relaciones sexuales.

 

Por eso llega a perjudicar la autoestima y convertirse en un problema psicológico.

 

ALGUNAS CAUSAS

 

Existen enfermedades como la diabetes o la esclerosis múltiple que pueden originar esta contracción inadecuada del detrusor, pero también pueden haber otras causas que pueden evitarse, como es el casos de infecciones repetidas como las cistitis o tener exceso de peso.

 

 

QUE PUEDES HACER PARA FRENARLA

 

Aunque para muchas cosas necesitarás la ayuda de un profesional para solucionar este problema, hay una serie de recomendaciones que te servirán para frenar el avance de la sobre estimulación del detrusor.

 

1º Recomendaciones para tu estilo de vida

 

-Reduce tu peso: te ayudará a mejorar los síntomas, beneficiará la diabetes,  la probabilidad de padecer incontinencia urinaria,…

 

-Evita el café: al evitar excitantes como la cafeína o la teína no excitarás al detrusor y evitaras la sensación de urgencia y la frecuencia en la micción.

 

-Vigila tu hidratación: controla tu ingesta de líquidos. Es posible que te veas tentada a dejar de beber para evitar acudir al “aseo”, pero igual que puede ser negativo tener que estar acudiendo al baño, puede ser contraproducente que dejes de hidratarte. Piensa que además de que no es bueno en general para tu salud, si no estás hidratada probablemente te estreñirás, con lo que estarás perjudicando le problema de la incontinencia.

 

-Evita el estreñimiento: como he comentado tantas veces, el estreñimiento perjudica problemas de incontinencia urinaria, por eso es aconsejable evitarlo a toda costa: toma fibra, muévete, hidrátate,… Tienes un artículo sobre el estreñimiento que puede darte algunas ideas. 

 

-Deja el tabaco: Se ha observado que las personas fumadoras, y aquellas con problemas respiratorios que les hagan toser con frecuencia tienen mayor predisposición a la hora de sufrir incontinencia.

 

Estas son sólo algunas recomendaciones de lo que puedes hacer en el día a día, te recomiendo que conozcas las reglas de oro para el día a día.

 

2º Ponte en manos de un especialista: acude al urólogo.

En primer lugar, el especialista puede realizar el diagnóstico de este síndrome, para ello se guía mediante un cribado para saber si se padece vejiga hiperactiva.

 

Además, puede establecer un  tratamiento personalizado:

 

– La prescripción de fármacos estará relacionada con tu historial médico: tendrá en cuenta si eres diabetic@, tienes algún otro problema como cistitis continuadas,….

 

– No sólo se trata de de administrar fármacos para relajar al detrusor, tambien se puede reeducar su funcionamiento. Mediante técnicas de modificación de la conducta se puede entrenar a la vejiga y se puede reprogramar su funcionamiento.

 

Estas técnicas requieren la colaboración activa por parte del paciente y se realizan con la ayuda de un calendario miccional (puedes descargarte un calendario miccional aquí).

 

3º Entrena también tu suelo pélvico.

 

Si padeces incontinencia de urgencia por la vejiga hiperactiva, es muy probable que no sea aislada, sino que sea incontinencia mixta: al problema del detrusor se asocia la incapacidad del suelo pélvico de retener la pérdida de orina.

 

En una unidad de suelo pélvico pueden ayudarte a relajar el detrusor mediante tratamientos de electroterapia, pero además, te ayudarán a entrenar la musculatura del suelo pélvico.

 

4º Otras alternativas

Cada vez hay más alternativas que pueden ayudarte. Por ejemplo, actualmente se usa la tóxina botulínica (o bótox) ante casos en los que el detrusor no se relaja. El efecto de esta técnica dura varios meses.

 

 

Si te parece interesante este post, no olvides compartirlo: puedes a ayudar a otras personas a tener información sobre el mismo problema.

Consigue GRATIS nuestra Guía de cuidado del suelo Pélvico

Condiciones generales


Bienvenido a Salud Pélvica. En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de dichas cookies. Más información en la política de cookies.